Un agente inmobiliario que puede considerarse calificado debe demostrar una amplia gama de habilidades, aptitudes, conocimientos y experiencia para poder ofrecer el mejor servicio a sus clientes y lograr destacar de entre la competencia.

Entre los muchos conceptos legales que debe manejar a la perfección están los siguientes cinco que te presentamos a continuación:

Contrato privado de compraventa

Es un documento de seguridad bilateral en el que tanto el propietario como el comprador se comprometen legalmente a llevar a cabo la transacción. Es un trámite que se realiza previo a firmar las escrituras ante un notario público. En él se establece la fecha o plazo de la escrituración, la designación del notario público, la identificación del inmueble, los datos personales, precio total de la propiedad, cantidad adelantada, cláusulas y firmas de las partes. 

Al firmar este contrato privado el comprador hará entrega de una cantidad de dinero, usualmente equivale al 10%del precio total de venta. En caso de que el propietario se arrepienta, éste deberá entregar el doble del monto recibido (a menos que se indique lo contrario en el documento). Pero si es el comprador el que decide anular la compra, entonces perderá la suma entregada.

Escrituración

Se trata del acto formal que establece la compra y venta de la propiedad donde la operación queda efectuada legalmente frente a un notario público. Antes de llevar a cabo este proceso, se debe hacer un estudio y revisión previa de títulos, aspectos jurídicos e impositivos para posteriormente  inscribir el inmueble en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPC) de la localidad que le corresponda. El proceso puede tardar tres semanas.

Los documentos que debes entregar para la escrituración son el título de la propiedad original registrado ante la RPPC, el contrato privado de compra-venta (en caso de haberse firmado), las boletas de predial y agua, el avalúo vigente del inmueble, los documentos personales de las partes involucradas como acta de nacimiento, identificación oficial y, en caso de estar casado, acta de matrimonio y la identificación oficial del cónyuge; finalmente la carta de autorización de crédito por parte de la institución financiera donde se haya solicitado. 

Seguro del inquilino

Es la cobertura diseñada para aquellos que rentan un inmueble y desean estar protegidos en caso de daños accidentales o pérdidas cubiertas como son incendios, inundaciones o robos. Puede estar dirigido tanto al reembolso o sustitución de pertenencias perdidas o dañadas; o pagar los costos legales y monetarios en caso de que te pidan cubrir los daños dentro del inmueble alquilado.

Contrato de arrendamiento

Es el acuerdo legal que contiene todas las condiciones y responsabilidades a las que se comprometen el propietario de un inmueble y el inquilino interesado. En él se establece con claridad el plazo de la renta de la vivienda, el precio a pagar, el periodo y lugar de pago, los gastos que ambas partes deberán asumir, la titularidad de los servicios básicos, establecer los pagos por reparaciones y mejoras; así como las cláusulas que podrían ser motivo de rescisión del contrato.

La firma la deben realizar las partes involucradas, esto quiere decir no solo al arrendador y el inquilino, sino también al aval. Después se debe abonar el primer mes de alquiler, el depósito de garantía y los honorarios de la inmobiliaria.

Contrato de arras

Se trata de un preacuerdo privado de compraventa entre los propietarios y los compradores de un inmueble o terreno, es un paso previo a firmar el contrato de venta. Las partes interesadas aceptan legalmente la reserva o la entrega de una cantidad de dinero como una señal de compromiso (generalmente un 10% del valor total).

Esto permite tener un tiempo para formalizar la aprobación de la hipoteca y completar en su totalidad otros trámites para evitar cancelar la transacción. Podría decirse que es como un seguro de compra.

El pago de todo el proceso de venta inmobiliaria o de terreno se hace en dos partes, la primera al momento de firmar el contrato y el resto del dinero se entrega cuando ya ha finalizado la documentación ante el notario público.

Aunque hay muchos más conceptos legales que debes aprender, estos cinco pueden servirte para ofrecer una variedad de servicios inmobiliarios a tus clientes y proteger sus intereses de forma legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.