Un CRM inmobiliario es una de las herramientas más útiles para gestionar las ventas, ya sea de una empresa inmobiliaria o de un agente independiente. Aunque no son complejos de utilizar, siempre existe la manera sacarte el máximo provecho, por ello en Wiggot te dejaremos algunos consejos de cómo hacerlo. 

¿Qué es un crm inmobiliario? 

En otras ocasiones hemos hablado del CMR inmobiliario como una metodología más que solo como una herramienta, así, podría definirse como el uso en conjunto de herramientas y estrategias que permiten brindar servicios efectivos a los clientes, de manera que se refleje en resultados exitosos para los ingresos.  

De acuerdo con los investigadores Aurora Garrido Moreno, y  Antonio Padilla Meléndez, la importancia de este conjunto de estrategias y de tecnologías es que proporciona a toda la organización una visión sobre el cliente sin importar donde ocurro el punto de encuentro. 

“Esto le ayuda a desarrollar relaciones con clientes más rentables y de largo plazo. Las empresas que no pongan en marcha una estrategia CRM se arriesgan a perder ventaja competitiva con respecto a sus competidores cuando llegue el momento de conservar a los clientes adecuados” indican en su investigación El CRM como estrategia de negocio. 

¿Cómo aprovechar un CRM inmobiliario?

Lo primero con cualquier estrategia y herramienta es definir su propósito: qué se quiere lograr. 

En el caso del CRM inmobiliario puedes fijar objetivos como obtener mayores ingresos y no recortar gastos o proporcionar un mejor servicio a los clientes 

La opción propuesta por Aurora Garrido Moreno, y  Antonio Padilla Meléndez es realizar un cuadro comparativo. Establece tres columnas, en la primera deberás escribir tu objetivo, en la segunda el problema a resolver y en la tercera las soluciones posibles 

Por ejemplo, si tu objetivo es retener clientes, el problema puede ser un aumento de exigencia de los clientes y las soluciones pueden ser: automatizar los esfuerzos de ventas, optimizar los canales de contacto, o analizar el comportamiento del negocio. 

Tener eso esquematizado te permitirá implementar los cambios de una manera más sencilla y concreta. La información concisa es la más útil para que tus colaboradores la pongan en marcha. 

Otra clave para sacar provecho de tu CRM inmobiliario es enfocarse en los clientes: 

Identificarlos: es necesario saber quien son los clientes por medio de un o varios canales de comunicación.

Diferenciarlos: las necesidades de cada uno de tus clientes son diferentes. Tu CRM te puede ayudar a tener en mente esas diferencias 

Interactuar: el CRM inmobiliario te puede ayudar a tener más contacto con tus clientes minimizando el costo. El CRM te puede ayudar a mantener contacto basado en la información que de ellos tienes disponible y así saber en qué momento contactarles. Aurora Garrido Moreno, y  Antonio Padilla Meléndez recomiendan hacer estos contactos únicamente cuando con ellos proporciones valor al cliente, ya sea con ofertas que le puedan ser de interés o con información que pueda serles de utilidad o relevante. 

Los investigadora también recomiendan tener en mente las siguientes premisas para tu CRM inmobiliario 

  • Ofrecer a tus clientes servicios tan personales que te puedas convertir en su proveedor de preferencia.
  • El cliente e irá con el proveedor que le ofrece lo que necesita. 
  • Debe haber una cultura de atención al cliente integral en toda la empresa. Haz que en tu organización cualquier persona que atienda lo haga igual y con la misma información. 
  • Todos los procesos deben estar alineados con el servicio al cliente 
  • Los sistemas son armas poderosas para obtener la información que requieres para entender mejor a tu cliente y ofrecer lo que necesita. 

Ahora que ya sabes cómo aprovechar tu CRM inmobiliario consigue el mejor registrándote en Wiggot. Crea tu cuenta hoy y únete a la mejor comunidad de profesionales inmobiliarios.  O si ya tienes una cuenta optimízala con los planes que tenemos para ti. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.