La industria inmobiliaria ha evolucionado con el paso de los años, pero con la llegada de la nueva normalidad debido al COVID-19 algunas características en el sector de bienes raíces se han vuelto una prioridad para los clientes para lo que resta del 2020; preocupados por su bienestar y el de sus familias.

Previamente a esta situación, en nuestro país se buscaba que las propiedades tuvieran una excelente ubicación, número de habitaciones, servicios, seguridad y se dejaba como un aspecto de lujo o extra las amenidades como jardines, gimnasios, albercas, sala de usos múltiples y ludotecas, por sólo mencionar algunos.

Pero fue a partir de este 2020 que estos elementos tomaron más valor para los mexicanos y se considerarán la tendencia a seguir en los próximos años. Un creciente número de futuros compradores van a buscar la amplitud de espacios, una mejor distribución de las habitaciones, espaciosas terrazas, infraestructura tecnológica, áreas de uso común planificadas y diversas zonas de relajación y entretenimiento.

El razonamiento es simple, con las nuevas restricciones de movilidad, la gente ha analizado que pasaran más tiempo que nunca en sus hogares y éste debe reflejar en la medida de lo posible el estilo de vida que desean conservar.

Más espacio es igual a más felicidad

Contrario a la tendencia de los últimos años, la gente apreciará la cantidad de espacio dentro de una propiedad para el bienestar físico, emocional y funcional de sus residentes. Es por ello que las agencias de inmuebles podrían ver que el interés de sus clientes se incline más por las casas que por un departamento en el futuro.

Habitaciones multifuncionales

Otro aspecto que ha surgido, debido al creciente número de personas trabajando y estudiando desde la seguridad de sus hogares, es que las propiedades tengan espacios integrales en donde se puedan adaptar las habitaciones para las diversas actividades que se deben realizar.

Complementando el home office y la educación a distancia, la nueva tendencia esencial de este 2020 es que exista al menos una habitación extra que se pueda transformar en un estudio u oficina para tener la suficiente privacidad y funcionalidad para trabajar.

Inmuebles con infraestructura tecnológica

Por lo mismo que se ha mencionado en los puntos anteriores, el nuevo inmueble deberá ofrecer una excelente recepción de las señales de comunicación (telefonía e Internet) para estar más comunicado que nunca.

Espacios al aire libre y de recreación

Las propiedades que puedan garantizar a sus nuevos residentes un respiro del encierro de manera segura tendrán bastante atractivo por encima de otras. Ya sean áreas verdes, terrazas, albercas, gimnasios o roof gardens, el objetivo es que ofrezcan un momento de relajación sin salir de casa.

Todo al alcance

El concepto de que los inmuebles se encuentren cerca de centros comerciales, supermercados, hospitales, tintorerías, escuelas y farmacias es algo que cobrará una mayor importancia en la mentalidad de los compradores.

Sobre todo, considerando que la propiedad no sólo debe satisfacer las necesidades básicas de los residentes, sino que además sea atractivo para mantener su estilo de vida una vez que nos acostumbremos a la nueva normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.