El CRM inmobiliario es una herramienta versátil y de mucha utilidad que puede ayudarte a llevar un mejor control de tu negocio. Sin embargo, implementar un CRM únicamente como software puede no ser suficiente, debe ser implementado como una estrategia CRM, es decir, un conjunto de metodologías enfocadas en la mejora de la atención al cliente. 

Y aunque la estrategia CRM puede hacer la diferencia en tu agencia inmobiliaria, implementarla suele tener algunos riesgos y complicaciones asociadas que debes considerar para lograr que sea efectiva.  Para que lo logres, aquí te contamos cuáles son estos retos frecuentes. 

Los retos de un CRM inmobiliario

De acuerdo con especialistas como César Alveiro Montoya y Martín Ramiro Boyero, uno de los errores más comunes al implementar un CRM es que este se use como una herramienta fija. 

Según los autores, el hecho de considerar solo la implementación de la tecnología sin acciones que lo acompañen puede desencadenar en resultados no satisfactorios. “En el CRM se deben desarrollar estrategias orientadoras, disciplinarias y con un alto compromiso con la organización, pues no es solo cuestión del tamaño de la plataforma, sino de los servicios”, indican los autores. 

Otro de los errores más frecuentes es que no haya estrategias orientadas a los clientes ni una estructura para dar apoyo, esto quiere decir que si se implementa solo el CRM sin una capacitación a los vendedores de cómo hablar con los clientes, los resultados pueden no ser los esperados. 

Estos son los retos de la implementación de una estrategia CRM inmobiliario

Un factor de suma importancia al implementar un CRM como estrategia de negocio es saber qué se va a medir. Es necesario que antes de implementar el CRM inmobiliario, la empresa se pregunte qué es lo que necesita medir, qué necesita saber sobre sus clientes y qué respuestas puede obtener. 

Al tener claridad de esas respuestas pueden desarrollarse guías para los vendedores que les permitirán homologar toda la información recabada. Esto tiene distintas ventajas, por un lado, asegurarse de que todos los vendedores están enfocados en las mismas piezas de información y, por otro lado, asegurar que los datos recabados sean comparables y con ello medibles. 

Una falla frecuente es no establecer criterios de medición de la estrategia CRM. El plantear indicadores de medición de la estrategia es necesario para poder determinar si está resultando exitosa o no. 

Los criterios de medición debes establecerlos según tus propios objetivos; sin embargo, un ejemplo son: cantidad de llamadas hechas al día por vendedor, tiempo destinado en cada llamada.  Solicitudes de información obtenidas o cuántas cancelaciones. 

¿Qué se puede lograr con un CRM como estrategia de negocio? 

Implementar tu estrategia te puede llevar muchas ventajas, algunas de las señaladas por los especialistas son: 

  • Servicio efectivo para los clientes
  • Realizar ventas de forma eficiente 
  • Cerrar operaciones más rápidamente 
  • Simplificar los procesos de marketing y ventas 
  • Mejora en las ventas 
  • Reducción de costos
  • Fidelización de los clientes
  • Aumento en el número de transacciones
  • Aumento sustancial de las compras 
  • Desarrollo de la rentabilidad. 

No dejes pasar todas estas ventajas para tu negocio. Regístrate en Wiggot y además de obtener el soporte técnico necesario de un CRM inmobiliario, tendrás acceso a herramientas, capacitaciones y networking, de manera que tu estrategia de ventas se verá fortalecida. 

No lo pienses más y regístrate para formarte de Wiggot y de la mejor comunidad de profesionales inmobiliarios en México. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *