Dentro de los elementos externos que pueden ayudar a una propiedad a aumentar su valor destaca la movilidad en el espacio público urbano. En Wiggot te diremos cómo considerarlo en tus futuras ventas y exponer su potencial con tus clientes.

¿Qué es movilidad urbana?

Se entiende como los desplazamientos humanos con un punto de partida y un destino que tienen lugar en las ciudades; independientemente si el medio de transporte utilizado es un automóvil, algún colectivo, bicicleta, motocicleta o a pie.

La problemática para trasladarse de un lugar a otro en las grandes ciudades como la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y otras metrópolis, se debe principalmente a la falta de planificación urbana y al crecimiento acelerado de la población en general.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID 2018), hay más de 125 millones de personas que residen en el país y de los cuáles la gran mayoría reside en las principales urbes del país y las zonas metropolitanas aledañas. Solo en la Ciudad de México se generan alrededor de 22 millones de viajes cada día. 

¿Dónde entra la plusvalía?

Expertos en el sector inmobiliario aseguran que la preocupación por mejorar las condiciones de movilidad se ha enfocado en años recientes en incrementar la velocidad de los traslados diarios. Esto por medio del aumento, mejora de vialidades y segundos pisos, así como la inclusión de reglamentos de circulación para disminuir la aglomeración de vehículos.

Sin embargo, durante la pandemia y con la preocupación de disminuir el número de contagios en la medida de lo posible, la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) puso en marcha el Programa 4S (seguridad, solidaridad, sustentabilidad y salud) que busca que cada eje pueda resolver una problemática urbana vital y mejorar la calidad de vida de las personas.

La seguridad considera acciones para eliminar el tránsito vehicular y gestionar eficientemente la velocidad en las avenidas principales. La solidaridad, aumentar la asiduidad y oferta del transporte público y adaptar espacios de estacionamiento para los comercios y mejorar su servicio.

Por otro lado, tenemos la sustentabilidad que implica un mejor control de la circulación de autos y otros medios de transporte a horas pico para evitar los embotellamientos, controlar la calidad del aire y mejorar la movilidad. Finalmente está la salud, en el cual ciudades como la capital del país han incorporado ciclovías emergentes para promover el traslado seguro y libre de contagios por medio de bicicletas.

A la par de ofrecer una eficiente movilidad urbana, el sector inmobiliario está buscando proporcionar a la población soluciones prácticas para no tener que viajar  grandes distancias para ver satisfechas sus necesidades de salud, alimentación, vestimenta, entretenimiento y trabajo.

Es por ello que la creación de desarrollos inmobiliarios que tengan excelente ubicación y con diversos servicios a su alrededor se ha vuelto una prioridad para el mercado este año y en el 2021. Convirtiéndolo en una tendencia dominante para inversionistas, desarrolladores y compradores por igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.