Se comprende como vivienda adecuada a una serie de condiciones que van más allá de cuatro paredes y un techo. Son unos principios que forman parte de las normas de derechos humanos mundiales que deben cumplirse para asegurar que una persona lleve una vida digna y confortable.

Por lo tanto, un hogar es considerado una necesidad básica para las personas. Podría decirse que es un espacio multifuncional en el que puede protegerse de los diferentes tipos de clima, descansar cuando lo necesite, tener privacidad y seguridad; además de convivir con sus seres queridos.

De acuerdo al artículo 25, apartado 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 y al artículo 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, se detallan una serie de elementos que toda vivienda adecuada debe poseer sin importar clases sociales, estado civil, zona geográfica, orientación sexual o creencia religiosa.

Los componentes de una vivienda adecuada que todo asesor inmobiliario debe analizar dentro de su catálogo de propiedades son la habitabilidad, la ubicación, la seguridad del inmueble, el costo, la fácil disposición de los servicios básicos, la adecuación cultural y la accesibilidad a grupos desfavorecidos. A continuación, te los explicaremos en qué consiste cada uno.

Habitabilidad

El inmueble debe poseer el espacio suficiente para que la persona puede llevar una vida cómoda y se pueda proteger del clima y otros riesgos estructurales. Asimismo, cada habitación presentará las dimensiones y elementos propios para su uso.

Ubicación

Se debe localizar en una zona donde pueda tener al alcance servicios de salud, educación, empleo y recreación. Aparte de que se deberán evitar lugares riesgosos como barrancos o que tengan cerca focos de infección como basureros.

Seguridad

Los residentes de las propiedades deberán contar con condiciones legales (escrituras) para no verse desalojados forzosamente y ser despojados de su patrimonio. Físicamente las viviendas deberán contar con protección como alumbrado, vigilancia, puertas y ventanas con seguro, etc.

Costo

Aunque el precio de los inmuebles varía de acuerdo a la zona y a la exclusividad del lugar, siempre debe ser accesible para la persona que decida adquirirla; esto sin que afecte sus gastos personas y los servicios básicos de agua, luz, gas y recolección de residuos.

Disposición de servicios básicos

La propiedad deberá poseer agua potable, plomería, electricidad, gas, limpieza, seguridad, alumbrado público y privado para permitirle a sus residentes llevar una vida tranquila y cómoda.  Las amenidades son consideradas como un elemento extra que atraiga a cierta clase de compradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.