Quien está en el negocio inmobiliario entiende que hay dos grandes grupos de tipos de propiedad: Residencial y Comercial, y que cada una tiene sus ventajas, obstáculos, arte, formas de generar contactos, etc. Regularmente, cuando le dices a alguien a que te dedicas, te encasillan de volada en “Ah, vendes casas”. Y puede que, si lo hagas, pero también puede que tu negocio principal sea el de inmuebles comerciales.

El idioma que se habla en ambos segmentos es diferente. Mientras en unos hablas de plusvalía, en otros es rendimientos y retornos de inversión. Cuando en uno buscan una zona tranquila, en el otro, entre más tráfico hay, es mejor.

Pero no hablaré si es más especializada una operación residencial o una comercial. En lo que me quiero enfocar es en cómo, las nuevas tecnologías y cambios culturales pueden llegar a afectar al segmento. Y cuando digo afectar, realmente estoy diciendo que entiendas para dónde va el mercado, te prepares por si pasa y si no, sigue tranquilo.

Si alguien te hubiera dicho hace unos años que los taxis iban a regir en el cómo y que negocios se deberían de abrir en una ciudad, jamás lo hubieras creído. Hoy es una realidad. Uber es un monstruo de información, más que de movilidad. Es decir, si te mueven, pero lo que más vale de con ellos es la información que tiene de todos nosotros, y de cómo puede ir creando productos o servicios para hacer rentable esa base de datos. De ahí el nacimiento de Uber Eats: un taxi de comida.

Pero, ¿en que impacta Uber en la comercialización de propiedades comerciales? Hoy, si quisieras abrir un restaurante y crecerlo exponencialmente, podrías optar por un espacio reducido, a lo mejor sin mesas y solo servicio para llevar, y apoyarte en Uber Eats para la parte comercial. Con esto, tu potencial de rentar un local de X metros cuadrados, se puede reducir a uno más chico.

Rappi es otro ejemplo. Para quien no los conozca, ellos son tus mandaderos. Van por lo que les pidas a donde les pidas. Seguro ya has visto a más de uno pasearse entre los anaqueles de los supermercados con su playera roja. Ellos pueden hacer el súper por ti. El éxito de un supermercado es concentrar la mayor cantidad de productos posibles dentro de sus instalaciones, ubicarlos de manera estratégica en la que tengas que desplazarte a lo largo de todo el piso de ventas y lleves productos que no estabas considerando de inicio. Con Rappi, esto ya no sucede. Tu mandas una lista de productos y es lo único que compran. Ellos no voltean a ver los anaqueles, van a lo que van.

Para un supermercado, esto puede ser un punto crítico. Pagan mucho (renta o venta), para poner muchos productos. Si la tendencia sigue a la alza en cuanto al uso de servicios como Rappi, van a empezar a utilizar espacios más pequeños.

De igual forma las tecnologías que están adoptando hoy los retailers, están empujando a omitir espacios de trabajo. Desde las oficinas de coworking, hasta las tiendas tipo Amazon Go que no cuentan personal, tu solo te despachas y las unidades de negocio son más pequeñas. O Walmart en CDMX que ya abrió su tienda donde puedes pedir y pasar por el pedido o visitar la tienda, comprar todo en un catálogo (escaneando códigos) y recoger al final o que te lo envíen a tu casa.

En tema de cambios culturales, la forma en que hoy hacemos nuestras compras: internet. Ya no queremos pararnos en un centro comercial a perder horas en filas, cuando con un par de clicks podemos comprar una chamarra. Esto está obligando a las empresas a restructurar sus espacios. De la misma forma en que el famoso Home Office ha hecho que las empresas, con el afán de dar una motivación a sus trabajadores, los dejan trabajar desde casa y con esto evitan la contratación de una oficina.

No sé si los supermercados van a desaparecer, o si los locales comerciales en plazas se van a hacer más chicos, o si la tendencia de oficinas compartidas va a reinar en México, pero más vale prevenir y conocer el porqué del tema, prepararnos y estar buscando soluciones a estas tendencias.

Nos leemos luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.