Los microdepartamentos son viviendas que han tenido un mayor “boom” en los últimos años, principalmente por su diseño y ubicación. 

Estos inmuebles ofrecen un espacio de 18 metros cuadrados a máximo 40 metros cuadrados para sus habitantes. 

Un microliving tiene una sala en el mismo espacio en donde se encuentra la sala de estar, el dormitorio y el comedor, así como una cocina y un baño completo. 

Es por esta razón que tu mobiliario tiene que ser muy flexible y multifuncional. Por ejemplo, se recomienda que mesas, sillones, camas, entre otros artículos, sean regulables y sus dispositivos ocultos. 

Su diseño y distribución son minimalistas, apostando por las formas más sencillas. Su geometría se basa en líneas rectas que conviven en armonía con la síntesis espacial. 

Esta tendencia ha estado presente en grandes ciudades como Nueva York, Hong Kong, Londres y Tokio. 

Asimismo, este tipo de vivienda se ha estado posicionando en México, en especial, en las principales urbes como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. 

Dichos inmuebles prometen ser prácticos y generar una buena calidad de vida al usuario. 

Las personas que más solicitan estos inmuebles son jóvenes, retirados, parejas sin hijos y solteros, los cuales buscan un estilo de vida diferente. 

Amenidades de los microdepartamentos 

Hay que tomar en cuenta que por ser un espacio pequeño, los inquilinos de estos microliving tienen a su alcance todo lo que necesitan. 

Por lo que las personas pueden habitar un espacio pequeño, pero que se complementa con todas las amenidades del complejo habitacional. 

Actualmente, los edificios que alojan a los microdepartamentos cuentan con estacionamiento, roof gardens, salones para eventos y gimnasio, por mencionar algunas. 

¿De dónde surge la tendencia de los microdepartamentos? 

La tendencia de los espacios pequeños para vivir ya se había consolidado hace algunos años, cuando se pusieron en tendencia los lofts o falt. 

Departamentos relativamente pequeños que cuentan con todo en un mismo lugar sin divisiones, para vivir de manera cómoda. 

En Nueva York, en los años 50, muchos espacios industriales fueron abandonados, al ver esta disponibilidad. El sector inmobiliario vio una oportunidad de mercado, por lo que muchos inversionistas aprovecharon las naves y ofrecieron un nuevo estilo de vivienda. 

Mientras que en Hong Kong esta nueva tendencia de hogar resolvió el problema creciente de la demanda de vivienda bien localizada.

Visita nuestro blog para conocer más sobre la reconversión de oficinas a vivienda. Síguenos en Facebook, Instagram y LinkedIn, donde encontrarás todo lo relacionado con el sector inmobiliario.

Crea tu cuenta Wiggot y sé parte de la mejor comunidad de profesionales inmobiliarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.