Los recorridos virtuales han sido una de las maneras más novedosas y en constate desarrollo para mostrar inmuebles, más aún en el contexto de la pandemia. Por ello, recientemente ha sido una de las herramientas que mejor han sido adoptadas por las inmobiliarias dentro de su estrategia de comercialización.

Gracias a esta tecnología, los asesores en bienes raíces han podido brindar este servicio, impulsando una nueva manera de comercializar propiedades, al ahorrar tiempo de traslado y citas para recorridos presenciales, garantizando el distanciamiento social y medidas de higiene. Incluso han permitido agilizar la venta o renta de propiedades.

A partir del webinar “Recorridos virtuales para tus propiedades con Alberto Celis”, experto en herramientas multimedia en el sector inmobiliario, en Wiggot te contamos para qué sirve un recorrido virtual, cómo se hacen y qué herramientas se requieren para realizarlo.

Para qué sirve un recorrido virtual

Un recorrido virtual permite apreciar los detalles y acabados con que cuenta una propiedad en el mercado, sin importar si es usada, nueva o está en construcción. Aquí se pueden visualizar aspectos que van desde distribución de los interiores, la textura de los materiales, amenidades y hasta el aspecto exterior de la propiedad.

Teniendo en cuenta estos factores, en combinación con la experiencia y habilidades de venta del asesor, el posible cliente tenga una idea más clara de lo que puede esperar de la propiedad, así como del potencial que le ofrece si decide invertir en ella.

Además, gracias a su facilidad e inmediatez para mostrar propiedades, los recorridos virtuales pueden ser un valor agregado que se puede ofrecer en tiempos de pandemia.

Con qué hacer los recorridos virtuales

Los recorridos virtuales son visitas guiadas realizadas con tecnología de modelado en tercera dimensión (3D) y pueden ser apreciables mediante visores VR. Aquí se pueden integrar galerías de fotos de alta calidad, videos y un sitio web de la propiedad donde se detalle toda la información visual de interés para el cliente, con el propósito de exponer el potencial del inmueble.

Asimismo, para el caso de las edificaciones en construcción, estos recorridos pueden integrar la utilización de códigos QR en el sitio de edificación que dirijan al cliente interesado al modelado 3D.

Esto permite visualizar con una experiencia de inmersión el proyecto en desarrollo, sin la necesidad de visitar departamentos o casas muestras. Incluso las citas de muestra podrían ser cosa del pasado.

Cómo hacer recorridos virtuales

Lo recomendable es contar con una cámara de video y foto que logre capturar imágenes en alta resolución, también se pueden usar cámaras 360º para facilitar la visualización del entorno, si se dispone de tecnología VR.

Como a los clientes les interesa conocer todos los detalles de la propiedad que están por comprar, es necesario incluir imágenes del aspecto de la fachada y de la ubicación de la propiedad.

De igual manera, el asesor inmobiliario debe enfocarse y trazar una ruta guía para llevar a cabo el recorrido virtual y sin dejar fuera de esta experiencia ningún detalle que pueda captar el interés del cliente.

En Wiggot estamos conscientes de que son necesarias las herramientas tecnológicas que permitan ofrecer la mejor atención y servicio a clientes. Por ello, puedes incluir en tu estrategia inmobiliaria nuestro centro de negocio especializado, que te permitirá promover y gestionar de una manera más optima tu portafolio inmobiliario.

Con Wiggot también pueden conectar con más clientes, propietarios y asesores, con el fin de ampliar tus oportunidades de negocio. Únete a Wiggot y comienza a usar nuestras herramientas desde hoy. Tenemos un plan justo para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.