Es común encontrar en portales inmobiliarios que los arrendatarios soliciten aval, pólizas jurídicas o fianzas. Estos requisitos para rentar una propiedad dan certeza de que el inquilino cumplirá con su pago.

Pero cada vez se ha vuelto más complicado que alguien reúna todas estas condiciones, por lo que las personas tardan en encontrar inmuebles para vivir, y muchos propietarios tardan en conseguir inquilinos confiables, lo que se traduce en pérdidas de ganancias.

De hecho, de acuerdo con datos de la empresa Hamoc, tres de cada diez inquilinos consiguen aval, por lo que siete propietarios no logran rentar sus propiedades.

En ese sentido, muchos propietarios optan por acordar la renta de manera libre, es decir, sin un acuerdo o documento que dé garantía de los pagos de renta. Pero este escenario puede complicarse si el inquilino pierde su empleo o tarda en pagar.

Ante estos escenarios, surgen propuestas como las de Hamoc, empresa que se encarga de fungir como afianzadora con inquilinos que requieren alguno de estos requisitos para rentar una propiedad, y así pagar de forma puntual a los propietarios.

En Wiggot llevamos a cabo el webinar “¿Rapidez o seguridad?: Quién es quién en la protección de riesgos de arrendamiento”, impartido por Rodrigo Barrera, CEO de Hamoc, donde nos habla sobre la protección de riesgos de arrendamiento y las diferencias de varios requisitos para rentar una propiedad.

Requisitos para rentar una propiedad

En el mundo de las rentas, el aval debe ser una persona que tenga una propiedad a su nombre y que se responsabilice si el inquilino no cumple con el pago de arrendamiento; se trata de una figura que da certeza a los arrendatarios, ante los riesgos que supone rentar una propiedad.

Una póliza jurídica es un documento que establece lo que ocurrirá si el inquilino no cumple con los acuerdos y se utiliza en caso de llegar a litigio. Mediante este conducto, el inquilino se ve obligado a pagar los costos legales, además del monto de rentas caídas.

Y la fianza la otorga una afianzadora que previamente califica al inquilino; si este no paga, la afianzadora liquida los pagos no efectuados al arrendatario. Sin embargo, este pago puede demorar varios meses, debido al proceso de investigación que realiza la afianzadora.

Como probablemente saben muchos inmobiliarios, pedir algunos de estos requisitos para rentar una propiedad hace que encontrar un inquilino sea tardado, y con ello se pierde tiempo valioso. Mientras que para las personas que no cuenten con estos requisitos, generalmente jóvenes, es más tardado encontrar una vivienda para rentar.

Sin embargo, con las alternativas que ofrece Hamoc, propietarios e inquilinos pueden protegerse al momento de suscribir un contrato de arrendamiento.

Cómo protegerse al rentar una propiedad

Hamoc analiza datos para perfilar si los prospectos de inquilinos califican para un contrato de renta. De esta manera, las personas que quieren rentar sin aval reciben respuesta después de 24 horas de haber realizado su solicitud en línea; nueve de diez personas califican para garantía de pago de renta Hamoc.

De acuerdo con Rodrigo Barrera, esta alternativa es mucho más rápida y segura, ya que Hamoc realiza consultas a Buró de Crédito e investiga al solicitante para determinar si puede o no cumplir con el pago. Una vez que determina que es viable, se acuerda la firma de contrato de arrendamiento. Del mismo modo ocurre con los propietarios de inmuebles que quieran rentar.

Ya que hay un contrato de renta firmado entre las partes, Hamoc se encarga de cobrarle la renta al inquilino, y pagar en tiempo y forma al propietario. Si el inquilino demora en pagar, Hamoc no deja de pagar al propietario y comienza a solicitar el pago al inquilino.

Además, Hamoc cubre desde seis y hasta 12 meses de rentas caídas e incluye servicio legal, aspectos que brindan más certeza y tranquilidad a ambas partes.

Cabe mencionar, Hamoc se ha inspirado en los métodos que emplean las instituciones bancarias para perfilar a clientes sobre el riesgo que implica otorgarles financiamientos, así como las acciones de cobranza que emprenden. Del mismo modo, Hamoc reporta al Buró de Crédito si sus inquilinos han cumplido en tiempo y forma con sus pagos.

Ya lo sabes, si tus prospectos buscan vivienda, pero no cumplen con todos los requisitos para rentar una propiedad, puedes sugerirles acudir a Hamoc para que pueda ayudarlos, esto les abrirá las puertas si aun no tienen historial crediticios; así como a los propietarios que aún no encuentran inquilino.

Mantente al día con lo más reciente en el sector inmobiliario en el blog de Wiggot y siguiéndonos en InstagramFacebook y LinkedIn. No te pierdas ninguno de nuestros webinars a través de nuestro canal de YouTube.

Promueve tu portafolio inmobiliario con Wiggotel centro de negocio en bienes raíces que te permite organizar citas, contactar con clientes, agentes y propietarios. Puedes crear la página web de tu inmobiliaria, compartir fichas inteligentes con tus datos, automatizar, agilizar y dar seguimiento a tus ventas. Únete a Wiggottenemos un plan justo para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.